Datos del Autor

Mi foto

Autor del libro "Tiempo recuperado", sobre las relaciones entre la dictadura y el fútbol en Santa Fe. Hago radio en La Red y Nacional Santa Fe. Escribo para Infojus Noticias.

8/5/17

"No cometí ningún delito, pudo haber errores administrativos"



Esa fue la frase con la que Germán Lerche se refirió a los delitos que se le imputan en la causa por presunta administración fraudulenta de Colón. El ex titular sabalero se negó a responder preguntas y dijo que contestará por escrito los 21 hechos que le atribuyen. Pidió que refuercen la custodia sobre él y su familia. "Si esos errores han tenido como consecuencia afectar a los socios de Colón bien intencionados, pido disculpas", agregó ante el juez.


Por Nicolás Lovaisa

Germán Lerche llegó el martes 2 de mayo a los tribunales santafesinos en un patrullero de la Policía de la provincia de Santa Fe. Bajó junto a sus abogados, Luis Rossini, Gabriel Hernando y Pamela Severini. En el breve trayecto hasta la escalinata de ingreso escuchó una lluvia de insultos por parte de un grupo de hinchas de Colón que se acercaron al lugar. Algunos le arrojaron huevos.

Minutos después, ante el juez Darío Sánchez, fue indagado por primera vez en la causa que investiga la presunta administración fraudulenta del Club Atlético Colón, que presidió entre 2006 y 2013. El delito que se le atribuye contempla penas de entre un mes y seis años de prisión.

Pidió que los querellantes no presencien la indagatoria y escuchó los presuntos delitos que le imputa la justicia: "Violación de los deberes de cargo y uso abusivo de los poderes y autoridad investida como presidente de Colón, haberlo defraudado económicamente perjudicando sus intereses, administración y cuidado de bienes que se le confiara, procurando causarle daños y/u obtener lucro indebido para sí mismo u otras personas".

A continuación, se le enumeraron 21 hechos. Los más relevantes fueron los siguientes, en éste orden:

- Haber comprado con cheques de Colón un microscopio que costó 19.000 dólares para donarlo a la Fundación Mateo Esquivo, compra que debió ser realizada por Germán Lerche, Marcelo Maglianesi, Ariel Garcé y Ángel Muga (el "curandero) tras la probation por la destrucción de la Virgen de Guadalupe.

- Haber alquilado un departamento de 1300 dólares por mes en Puerto Madero, que pagaba Colón, donde Lerche figura como único locatario y en el contrato se lee "para uso turístico propio y de su familia".

- Retirar de Colón 65.500 pesos para "gastos de representación, movilidad y viáticos" sin la rendición correspondiente.

- La utilización de líneas de celular (para uso personal y de su familia) que pagaba Colón.

- Haber librado aproximadamente 496 cheques sin fondos, sabiendo que los mismos serían rechazados.

- Haber librado sucesivos cheques a favor de Miguel Ángel Sikh (según una empleada del club, "el contador personal de Lerche") sin "justificación de los motivos o contraprestación legal recibida".

- Haber negociado con Miguel Ángel Sikh múltiples cheques de tercero recibiendo montos menores al valor nominal de los mismos entre un 20 y 23 por ciento.

- Haber pagado sumas "excesivas" en concepto de comisión a representantes de futbolistas. La más alta, la de Lucas Landa: su representante cobró un 24% de "comisión".

- Haber autorizado la apertura de una cuenta a nombre del tesorero Carlos Marín, de la que el 8 de noviembre de 2013 el titular extrajo 270.202 pesos "sin que conste su correlativo ingreso al club".

- Haber pagado 298.583 pesos entre 2011 y 2013 por "traslados, víaticos y viajes" sin documentación respaldatoria.

- Haber pagado 4.000 litros de gasoil en una estación de servicio de Piamonte, instrumentada "a través de una factura apócrifa".

- Haber comprado entre diciembre de 2008 y agosto de 2011 divisas extranjeras "por un monto aproximado de 4.601.775,22 pesos a "un valor de cambio incierto y mayor al corriente" sin "los comprobantes respectivos".

- Haber recibido subsidios por parte del Gobierno de la provincia de Santa Fe para realizar obras para la Copa América 2011 y no haberlos rendido. El Tribunal de Cuentas ya intimó a Colón.

- Haber "pagado, ordenado, consentido y/o autorizado" el pago por parte de Colón de tarjetas de crédito Cabal, del Banco Credicoop, cuyos usuarios eran Lerche, Carlos Marín, Héctor Lavini y María Belén Quilici, "sin que medie aprobación formal de la Comisión Directiva".

La declaración de Lerche duró apenas unos minutos. "Voy a declarar parcialmente porque recién me entero de las imputaciones. Las responderé por escrito una por una. No he cometido ningún delito, sí pude haber incurrido en errores administrativos. Puse toda mi predisposición para estar a derecho. Los violentos me han tratado muy mal a mí y a mí familia. Mientras de ello es que me arrojaron piedras y huevazos. Solicito que se refuerce mi seguridad personal y la de mi familia".

Sólo hizo referencia a uno de los hechos que se le imputaron: el departamento de Puerto Madero: "Ese departamento mi mujer no lo conocía. Puede que en alguna oportunidad me haya acompañado alguno de mis hijos. Lo utilizaba para mis actividades como presidente del club y por reuniones de AFA. Ser Secretario de Selecciones Nacionales también me requería estar ahí. El valor locativo era más barato que lo que pagábamos en un hotel", respondió.

Por último, afirmó: "Pude haber cometido errores. Y si esos errores han tenido como consecuencia afectar a los socios de Colón bien intencionados, pido disculpas".

A partir de la indagatoria, el juez Darío Sánchez tiene 20 días hábiles para determinar si dicta el sobreseimiento, la falta de mérito o procesa al ex presidente de Colón.





SHARE

Nicolás Lovaisa

Autor del libro "Tiempo recuperado", sobre las relaciones entre la dictadura y el fútbol en Santa Fe. Hago radio en La Red y Nacional Santa Fe. Escribo para Infojus Noticias.

  • Image
  • Image
  • Image
    Blogger Comment
    Facebook Comment