Datos del Autor

Mi foto

Autor del libro "Tiempo recuperado", sobre las relaciones entre la dictadura y el fútbol en Santa Fe. Hago radio en La Red y Nacional Santa Fe. Escribo para Infojus Noticias.

1/5/17

De Místico al Concejo



Marcelo Boscarol, apuntado como uno de los dueños del local nocturno, fue personal político del Honorable Concejo Municipal entre 2012 y 2016. Su baja, llamativamente, está fechada 13 días antes del allanamiento. Sin embargo, cobró su salario durante tres meses más. En Místico trabajaba Natalia Acosta, desaparecida desde mayo de 2009. El ex Defensor General de la provincia, Gabriel Ganón, denunció que se encubrió la responsabilidad de los propietarios del cabaret. Darío Boscarol, hermano de Marcelo, fue uno de los que impulsó la remoción de Ganón.

Por Nicolás Lovaisa

El 19 de abril se llevó a cabo en el Honorable Concejo Municipal de Santa Fe la cuarta “Jornada de Sensibilización en Perspectiva de Género y Derechos Humanos”. La propuesta, loable desde todo punto de vista, contó con la presencia de María Balán y Ariel Acosta, padres de Natalia Acosta, desaparecida el 29 de mayo de 2009. La foto de Natalia estuvo en el recinto. El mismo recinto que durante cuatro años tuvo como personal político a Marcelo Boscarol, uno de los dueños de “Místico Night Club”, el local nocturno donde la joven santafesina trabajaba.

La foto de Natalia Acosta, la semana pasada, en el Concejo. El mismo lugar en el que trabajó uno de los dueños de Místico.

El 26 de agosto de 2016 este blog publicaba un artículo en el que afirmaba que Boscarol cobraba un salario como empleado del Honorable Concejo Municipal de la ciudad de Santa Fe. Místico había sido clausurado 13 días antes. Su propietario, Juan Carlos Cisneros, continúa detenido por “promoción y facilitamiento de la prostitución”.

Dos días después de aquel artículo el concejal Juan Cesoni (PJ) elevó un pedido de informes a la Presidencia del cuerpo legislativo para que informe si Boscarol es "personal del Honorable Concejo Municipal", "si tiene algún tipo de relación laboral con este cuerpo, con algún bloque, o secretaría de este organismo, si presta o prestó servicios en el mismo" y "si alguna vez tuvo algún vínculo laboral". También quiso saber si Místico había sido habilitado por el municipio. No obtuvo respuestas.

La semana pasada Cesoni insistió a través de un proyecto de decreto. El ahora titular del Concejo, Sebastián Pignatta, respondió. Marcelo Fernando Boscarol ingresó al Honorable Concejo Municipal el 1° de abril de 2012, según puede leerse en el decreto 7796, firmado por Leonardo Simoniello y Leandro González. El mismo afirma que “este Honorable Concejo Municipal necesita contar con personal político debidamente capacitado para cumplir con la tarea de asistencia de los Señores Concejales” y que el mencionado “reúne los requisitos de idoneidad requeridos”. Por tal motivo, recibiría una retribución equivalente a la categoría 14 del escalafón vigente.

En noviembre de 2013, según se desprende de su legajo, su contribución al cuerpo legislativo lo hizo merecedor de un ascenso. A partir del 11 de de ese mes, el decreto 8050 precisa que “resulta imprescindible realizar una reestructuración orgánica funcional por el cual deberá modificarse la retribución que percibe Marcelo Boscarol”, que pasó a la categoría 21.

El 10 de diciembre de 2015, ante el cambio de gobierno (que en realidad fue una continuidad, ya que fue reelecto en las elecciones José Corral) se dejaron sin efecto “la totalidad de los decretos por los cuales se designó Personal No Permanente de Gabinete de este Honorable Concejo Municipal”, entre ellos, Boscarol. Un día después, el decreto 8449, con la firma de Simoniello, volvió a colocar a (según Cisneros) uno de los dueños de Místico como personal político del Concejo, con la categoría 21 del escalafón.






Los decretos con la designación y los movimientos de Boscarol dentro del Concejo.



El 1° de julio de 2016, a través del decreto 8624, Simoniello dejó sin efecto las funciones de Boscarol en el Concejo a partir del 31 de ese mes. Llamativamente, 13 días antes del allanamiento a Místico que terminó con Cisneros detenido. Desde un primer momento en la causa se habló de posibles “filtraciones” de datos. Es más: en los meses previos al operativo se intensificaron los controles de parte de la Municipalidad, que labró varias actas de infracción. El local estaba colgado de la red eléctrica de la Empresa Provincial de la Energía y funcionaba en la peatonal, a escasas cuadras de Casa de Gobierno, la Municipalidad, el Ministerio Público de la Acusación y la Agencia de Trata. Situaciones que no parecen haber sido advertidas por las áreas pertinentes.

De la documentación brindada por el Concejo se desprende que Boscarol cumplió funciones allí hasta el 31 de julio de 2016. Sin embargo, este blog pudo confirmar que continuó cobrando su salario al menos hasta octubre, cuando percibió 17.881 pesos con 84 centavos. Es decir, tres meses más de lo que el decreto rubricado por el presidente del Concejo indicaba.

La baja de Boscarol en el Concejo, 13 días antes del allanamiento a Místico, aunque cobró tres meses más.


Boscarol, según Cisneros y Cerri

Juan Carlos Cisneros, detenido desde el año pasado por “facilitamiento y promoción de la prostitución” en su rol de propietario de Místico ya había sido citado por la justicia en 2009, cuando debió declarar por la desaparición de Natalia Acosta. “Soy socio del local de diversión nocturna con denominación comercial Místico, integrando además la sociedad el Sr. Boscarol Marcelo y Busnik Oscar", sostuvo en esa ocasión.

La declaración de Cisneros, en el expediente judicial por la desaparición de Natalia Acosta.

Otro de los que declaró en aquella ocasión fue Osvaldo Cerri, quien cumplía funciones en el local. En sede judicial señaló que “tras mantener un contacto con el Sr. Boscarol Marcelo, socio del local denominado Místico", comenzó a prestar funciones en el lugar como "relacionista público". ¿Cuál era su función? “Ante el cierre de un conocido local de diversión nocturna (Club Privado) en esta ciudad", coordinó con Boscarol la apertura de Místico "los días domingo, lunes y martes, para que los clientes del nombrado Club Privado se inclinen a este nuevo local".

Su función también era "contactar personas para que asistan al lugar y poder promocionar el mismo". Sobre Natalia Acosta sostuvo que "pude haber hablado con ella, como lo hice con muchas personas". Cisneros, en cambio, dijo que "Osvaldo es un cliente más del local con el cual no tengo mayor relación", pero admitió que "si bien me ofrece femeninas para trabajar en el local, nosotros nos reservamos el derecho de contratarlas". "Si en algún momento el local necesitaba bailarinas, lo podíamos consultar, ya que él conocía algunas chicas que necesitaban trabajar", agregó.

La declaración de Osvaldo Cerri, quien trabajaba en Místico, en el expediente por la desaparición de Natalia Acosta.

Santa Fe no es la única ciudad en la que Boscarol incursionó en el rubro. En una entrevista con el diario El Litoral, el bailarín transformista Martín Bellier contó que "Marcelo Boscarol, mi actual representante, me propuso hacer el personaje en un cabaret de Santa Fe". "Hace un año, el mismo empresario inauguró un local en Córdoba donde hago ese personaje", precisó.

Boscarol tiene hermanos con mucho peso dentro de la estructura de la Unión Cívica Radical, que controla los destinos de la ciudad desde 2007, tras el triunfo de Mario Barletta, luego sucedido, en dos ocasiones, por Corral. Uno es Alejandro Boscarol, actual diputado, y el otro es Darío Boscarol, ex diputado y actual vicepresidente de Aguas Santafesinas SA.

El 8 de noviembre de 2012, la Cámara de Diputados de la provincia de Santa Fe trató el proyecto de ley del diputado por el Frente Para la Victoria, Jorge Abello, para prohibir "todo tipo de montaje, puesta en marcha, regenteo, promoción y funcionamiento de establecimientos denominados whiskerías, cabarets, clubes nocturnos o locales de alterne". Además, se acumulaba el proyecto de ley de la diputada Alicia Gutiérrez (Frente Progresista Cívico y Social) "por el cual se disponen en la Provincia las medidas conducentes a erradicar el delito de Trata de Personas".

En su articulado expresaba la prohibición de "la instalación y funcionamiento de los locales comúnmente llamados whiskerías, cabarets, clubes nocturnos, boites, locales de alterne o cualquier otra denominación análoga". Además, exigía "la inmediata clausura en todo el territorio de la Provincia de Santa Fe de las whiskerías, cabarets, clubes nocturnos, boites, o locales de alterne, en los términos y condiciones de la presente ley, facultándose a la Autoridad de Aplicación a adoptar las medidas necesarias y conducentes a tales fines".

Místico llevaba varios años funcionando en pleno centro santafesino. Darío Boscarol, en ese momento legislador por la UCR, tomó la palabra y opinó que "resulta antipático socialmente votar en contra de este proyecto, pero algunos diputados estamos convencidos que no se va a aliviar o perseguir el fin que se propone a través del mismo".

"Creemos que para atacar la trata de personas, hay que atacar las principales causas que llevan a este flagelo que la sociedad tiene. Entre ellas está la prostitución, el rufianismo, el proxenetismo o las distintas denominaciones que se le da al trabajo de quienes protegen o regentean esta actividad. Creemos que el esconder, a través de eliminar el funcionamiento de los lugares donde se practica, no elimina el fondo de la cuestión y por ende no se combate la trata de personas. Esta actividad, naturalmente, sabemos que no se va a eliminar ni va a disminuir con la eliminación de las whiskerías. Así que, en función de estos breves argumentos, adelanto mi voto negativo", expresó. Es difícil, más allá de su posicionamiento ideológico, no relacionar su decisión con la actividad que desarrollaba su hermano.

La versión taquigráfica de la sesión en la que Darío Boscarol argumenta su voto negativo a la prohibición de la instalación y funcionamiento de "whiskerías, clubes nocturnos, cabarets", en la Cámara de Diputados.

En el debate, Gutiérrez insistió en que "según los datos de la Unidad Fiscal de Asistencia en Secuestros Extorsivos (Ufase), el 75 por ciento de las mujeres víctimas de trata, son rescatadas de estos lugares, llamados como quieran llamarles –whiskerías, cabaret–, pero que en realidad son prostíbulos encubiertos". El argumento no convenció a Boscarol ni tampoco a los diputados Demetrio Álvarez (PRO), Julián Galdeano (FPCyS), Santiago Mascheroni (UCR) y Norberto Nicotra (Bloque Federal), que votaron por la negativa, ni a Federico Reutemann (Producción y Trabajo-Frente para la Victoria), que se abstuvo.

Una de las pocas voces institucionales que se levantó para denunciar la conexión entre la desaparición de Natalia Acosta y Místico fue la del ex Defensor General de la Provincia, Gabriel Ganón. "La administración de justicia , a través de distintos actores institucionales, se encolumnan para preservar a Marcelo Boscarol, hermano del actual Diputado santafesino, Alejandro Boscarol y del ex Diputado Darío Boscarol, y al Camarista Penal Dr. Oscar José Burtnik, que están detrás del encubrimiento", sostuvo en mayo de 2016. "La pista Místico fue sugestivamente abandonada por los investigadores. No se pidieron sus cámaras internas o externas para poder saber con precisión si Natalia había estado o no en el lugar la noche de su desaparición. Tampoco se investigó a Cerri, que la llevaba a hacer copas al lugar. A los policías les pareció suficiente su explicación de que esa noche no la buscó para llevarla a Místico", agregó.

En Santa Fe, las casualidades no existen. Fue Darío Boscarol uno de los impulsores de la remoción de Ganón de su cargo. Y su hermano Alejandro, actual diputado, fue uno de los que levantó la mano para aprobar la designación en ese cargo de Jaquelina Balangione, exposa del ex presidente de la Corte Suprema de Justicia de la provincia, Rafael Gutiérrez.

De Místico a camarista

El mencionado “Busnik” es en realidad Oscar Burtnik, actualmente vocal de la Sala II de la Cámara de Apelación en lo Penal de Santa Fe. Fue dirigente de Unión durante el último tramo de la gestión de Ángel Malvicino (hasta 2007) y en los primeros tres años de la gestión de Luis Spahn (2009/12). Fue asesor de la Unión de Trabajadores de Entidades Deportivas y Civiles (Utedyc) en Santa Fe.

Concursó su actual cargo a fines de 2012. Quedó sexto, detrás de Carlos Alberto Carbone (hoy vocal de la Cámara Penal de Rosario), Fernando Ferrer (se lo rechazó por haber sido juez de la dictadura) y Martha Feijóo y Jaquelina Balangione, quienes asumieron como juezas de la Cámara Penal de Santa Fe, tal como precisa esta nota publicada en abril de 2014 por Juan Carlos Tizziani en Rosario 12.

En quinto lugar quedó Juan Carlos Curto. Pero su ascenso a camarista se vio frustrado por una "severa recomendación" de la Corte Suprema de Justicia de la Provincia, por lo que el entonces gobernador, Antonio Bonfatti, decidió no enviar su pliego a la Asamblea Legislativa y propuso en su reemplazo a quien lo seguía en la lista: Burtnik. Bonfatti dijo que Curto "ha demostrado ser, a nivel técnico jurídico, una persona idónea", pero aclaró que su "perfil" no se ajusta al que pretende para el nuevo sistema penal, que exige una "profesionalidad superior". 

SHARE

Nicolás Lovaisa

Autor del libro "Tiempo recuperado", sobre las relaciones entre la dictadura y el fútbol en Santa Fe. Hago radio en La Red y Nacional Santa Fe. Escribo para Infojus Noticias.

  • Image
  • Image
  • Image
    Blogger Comment
    Facebook Comment